martes, diciembre 23, 2008

El tiempo no pasa en balde, el muy cabrón...

Tony de Sangre Azul en plenos 80. Ah, qué tiempos...

Tony de Sangre Azul tomándose una taza de café durante las sesiones de Edgar Allan Poe: Legado de una tragedia. Disco más que recomendable, por cierto.

lunes, diciembre 15, 2008

Rodrigo Rato, rata de barco

No pretendo insultar a uno de los pocos políticos salvables que tenemos en este país, pero la analogía con las ratas, que son las primeras que abandonan el barco cuando va a hundirse, es inevitable.


Cuando se prepararon las listas para las primeras elecciones encadenadas por Marianico, el artífice del milagro económico español desapareció de la vida política española. Según algunos, fue un cabreo por no ser él el número uno. No extraña, porque parece ser que este hombre es soberbia pura. Sea como sea, tras el penoso espectáculo que dio el PP en la primera legislatura de ZP, todo el mundo coincidió en que tuvo mucha suerte de haberse largado a tiempo.

En estas, nos llevan a Don Rodrigo a hacer las Américas. Y el flamante director del FMI abandona su puesto tres años después, alegando motivos personales y dejando sorprendido a todo el mundo. Meses después, cae encima una crisis del carajo en la que se empieza a dudar de la validez del sistema capitalista. De nuevo, qué suerte que ha tenido de haberse largado a tiempo.

Yo no sé lo que pensarán ustedes, pero si yo me entero de que Rodrigo Rato abandona repentinamente alguna organización en la que yo tenga metida pasta, la sacaré todo lo rápido que pueda, que la hostia viene pronto.

jueves, diciembre 11, 2008

Adictos al té III: Pu Erh con piña colada

Nueva entrega de los brebajes que me meto por la mañana. Hoy, especial golosos.


Esta mezcla tiene habitualmente té rojo, piña y coco. En Tea Time, donde suelo comprarla, además lleva escaramujo e hibisco.

¿El sabor? Dulce. Con mayúsculas. DULCE. Lleva piña y coco, ¿qué te esperas? Si eres una persona que viviría de gominolas si pudiera, es ideal para ti. Si eres de los que no echan azúcar al café... ¡no te acerques!

Respecto a qué es el Pu Erh... El también llamado té rojo proviene de la zona de Yunnan, provincia china limítrofe con Vietnam y el Tíbet. Es un té verde (supuestamente) fermentado, y el proceso de fermentación es, como en el vino, en barrica de roble.

Los chinos consideran este té casi como medicinal. Dicen que es un excelente quemador de grasa, tanto reduciendo el nivel de colesterol como eliminando el sobrepeso. Esto lo pongo en duda. He estado tomando mucho té rojo recientemente y he subido 10 kilos en los últimos 4 meses. Supongo que el poder antisobrepeso del Pu Erh no es tan fuerte como el poder engordante de dejar de fumar (ey, ¡cuatro meses y medio ya!). Por lo visto, también ayuda a asimilar el alcohol y depura el organismo. La hostia en verso, vamos. Para los que se lo crean.

Propiedades del resto de componentes:

Piña: Objetivamente rica en vitamina C. Supuestamente, ayuda al metabolismo, es antiácido y combate la obesidad.

Coco: Rico en ácidos grasos saturados, en vitamina B y en sales minerales. Al igual que la piña, antiséptico y diurético.

Bueno. Dos componentes desengrasantes y uno con grasas. Lo que digo siempre, si el sabor te gusta, adelante...

jueves, diciembre 04, 2008

Pedro Castro, bocazas de profesión

Pedro Castro es el alcalde de Getafe, localidad de algo menos de 160000 habitantes en el sur de Madrid. Es un tipo que lleva la friolera de veinticinco años aferrado a la poltrona. Estudiaba Derecho, el buen hombre, pero en cuanto vio de qué iba el rollo político abandonó la carrera. Muy significativo, abandonar la ley por la política. Toda una declaración de intenciones.

Años después, Getafe se parece a Coruscant. Un archivero que conozco que hizo sus prácticas en el archivo municipal de este pueblo, me contó que toda la superficie de Getafe está edificada. ¿Toda? ¡No! Un pequeño bosquecillo poblado por irreductibles árboles resiste todavía al ladrillo... Pero por lo que se oía decir a los trabajadores municipales no había que dar un duro por ellos, que se había oído hablar de recalificación en varias ocasiones por los pasillos del auyntamiento.

El tema es que el pieza éste, cargo público del partido del talante y el buenrollismo (sí, ese mismo partido cuya ministra Álvarez ha dicho que quería ver a la Espe tumbada en la vía o colgando de una catenaria), se descuelga ahora con una reflexión personal de garrafón hecha en voz alta ante los medios de comunicación. Se pregunta el colega que "por qué hay tanto tonto de los cojones que todavía vota a la derecha". Toma ya.

A mí me vienen mil cosas que decirle al adalid del ladrillo, personificación de la cultura del pelotazo y del chanchulleo.

Lo primero es una expresión de ira, que me jode infinitamente que con la pasta de mis impuestos se pague el sueldo (y lo que no es el sueldo) de mastuerzos como éste, y me apetecería decirle que de tonto de los cojones tenemos a su padre, porque no le podían funcionar muy bien las gónadas si de su esperma salió él.

Pero bueno, dado que hace años que me di cuenta de que no puedes esperar gran cosa de la clase política de este nuestro país, cuelgo la ira y me pongo en modo reflexivo. ¿Me dejarían pasar a la casa consistorial si digo que voy al despacho del señor alcalde para que me toque los cojones y compruebe que, aunque he votado a la derecha en varias ocasiones, mis joyas de la corona no son tontas? Probablemente no, y si además da la casualidad de que el segurata del ayuntamiento es el hijo medio tonto del vecino de Don Pedro que ha entrado ahí a dedo, me juego una galleta que no me apetece.

¿Ir por la vía legal? Me han contado en alguna ocasión, que yo soy profano en la materia, que en nuestras leyes está recogido el delito de ofensas al honor. Algo así como "le vas a insultar a tu santa madre" pasado por los tribunales. Pero me da no sé qué perder el tiempo con un miserable como éste. Además, coño, que enfrentarme a los abogados del Clan de Ferraz me da como mal rollo. Ahora bien, si los más de diez millones de personas que han votado a la derecha recientemente presentaran cada uno su denuncia en su juzgado más cercano, veríamos a quién se le queda cara de tonto de los cojones. Sí, más aún.

¿Y en la práctica? Pasado mañana otro político meterá la pata hasta, más o menos, la altura del sobaco, y todos nos olvidaremos de este ilustre memo. Porque ya ha pedido disculpas, y con eso ya vale en este país de tirar la piedra y esconder la mano. En su blog (uy, qué modelno, si tiene un blog y todo) tiene una entrada -que no me sale de ahí enlazar- de título Una disculpa sincera para los ciudadanos de cualquier ideología, que empieza diciendo...
Lamento profundamento la actitud del PP de Getafe ante las palabras que he pronunciado en una acto informativo de presentación de los presupuestos de Getafe en el barrio de Juan de la Cierva.
Copypasteado, que ni he quitado ninguna e ni he puesto ninguna o. Lo dicho, menuda pieza está hecho el tipo. Hasta para pedir disculpas tiene que hacerlo mordiendo. Ni que fuera una víbora. Aunque...

No, mejor cambiemos de tema.

Recuerdo un compañero que tenía en 1º de BUP que, recién llegado de un pueblecito de la Mancha, mostraba su desconocimiento del género de Chistes de Lepe. Cuando le conté que se tomaba a los de Lepe como tipos brutos con menos de un dedo de frente -aunque ya a los 14 años éramos conscientes de que no era así- y le conté algún ejemplo, él me dijo que
esos chistes ya los conocía, pero que en su tierra eran Chistes de Tomelloso. ¿Se imaginan ahora en qué localidad manchega nació Pedro Castro...?

sábado, noviembre 29, 2008

La Espe se va por pies

Leo que mi gran amigo Pepe Blanco critica que la presidenta de los madrileños saliera como alma que lleva el diablo del avispero en el que se había metido.

Pero supongamos que se hubiera quedado.

¿Qué habría pasado si, por poner un ejemplo, la hubieran secuestrado y hubieran pedido un rescate?

Si el gobierno hubiera pagado, habrían criticado lo que nos ha costado a los españoles la tontería de esta mujer por quedarse allí.

Si no paga, habríamos tenido a sus compañeros de partido voceando que al gobierno le interesaba quitarse de en medio una candidata a la que no son capaces de derrotar en las elecciones y que no velan por los intereses nacionales en el extranjero.

Y si se va pero no hubiera pasado nada, también habría recibido críticas. Otra cosa no habrá, pero creatividad en este país para tocar los cojones, un rato.

Dios sabe que yo no soy sospechoso de apoyar a esa mujer, que aunque he votado a su partido en varias ocasiones, las listas en las que ha ido apareciendo ella nunca han entrado en mi sobre. Pero creo que en este caso, sin que sirva de precedente, ha hecho lo mejor que podía hacer.

lunes, noviembre 24, 2008

Rammstein!

Me acabo de enterar de que Rammstein están ya grabando un disco nuevo. Esta vez ha tocado California.

Por lo visto, se espera que el single vea la luz antes de verano, y el disco llegará a las tiendas para otoño, con una gira que se prolongará hasta el 2010.

Sinceramente, aunque los dos conciertos que he visto de esta gente están entre los más espectaculares que he presenciado (y son unos cuantos a estas alturas), si el disco nuevo es de la calidad musical del Rosenrot, se lo pueden ahorrar y salir de gira con un grandes éxitos. Aunque bueno, sabiendo que el Rosenrot no era más que los descartes del Reise, Reise... Igual hasta lo escucho y todo.

viernes, noviembre 21, 2008

La arrobita de los cojones/cojonas

Recientemente me ha vuelto a encontrar con mi némesis gramatical. Cada vez que veo "estimad@s compañer@s" se me pone la vena (de la sien) gorda.

Lo pongo más o menos al nivel de todos esos taradillos ke eskriben todo kon k y kon b para llebar la kontraria al sistema. Lo cojonudo del tema es que probablemente no sepan que esa cosa tan radikal y que tanto mola tiene un más que probable origen en la ortografía del euskera, idioma en el que el fonema "k" se escribe con la grafía "k" y el fonema "b" se escribe con la grafía "b". Sí, tienen las letras v y c, pero para palabras extranjeras. Sea como sea, el radicalismo del que hablamos se expresa respetando las reglas ortográficas... ¡de otro idioma!. Misa no entiende, que diría Jar Jar Binks, personaje que me cae más o menos igual de bien que los chavales del calimocho y el pañuelo palestino.

Pero volvamos a la arrobita, que es de lo que hablábamos.

El lenguaje castellano tiene un género masculino y un género femenino (recordemos que género es un término exclusivamente gramatical, que lo que distingue a un hombre de una mujer se llama sexo). Cuando se utiliza un término que designa a hombres y mujeres a la vez se llama genérico, y gramaticalmente (oh, sorpresa) no tiene género. En algunos -muchos- casos, coincide en su forma con el género masculino. Pero parece ser que hay varios pintamonas sueltos con demasiado tiempo libre que consideran que el hecho de que el genérico coincida con el masculino es machista. Tócate los cojones. Machista, la gramática.

Y mientras, uno que es varón heterosexual de clase media, no tiene derecho a protestar por tal acumulación de despropósitos sin que le llamen machista, opresor, maltratador o incluso -oh, cielos- fascista. Que a mí me suda la polla si a los peludos que voy a ver brincar encima de un escenario los llaman artistas en lugar de artistos. Y que no digo que el lenguaje sea feminista porque el término gilipollas no sea gilicoños. Pero vamos, que si fuera al revés, si el genérico coincidiera con el femenino, también protestarían. Seguro. Y soltarían alguna memez del tipo que los hombres tienen un género para ellos solitos y las mujeres tienen que compartir el suyo.

En fin. Que entre esto, y la memez de la cancioncita aquella de arrobarrobarropuntocom de hace unos años, le he cogido tirria al palabro. Y que intento resistirme incluso a pronunciarlo, diciendo, a la inglesa, que mi correo es metamorfosista en gmail punto com, pero dado que la mayoría de la gente me mira como las vacas al tren, me temo que mi intento de normalizar este uso está condenado al mismo éxito que lo de porch monkey en Clerks II.

jueves, noviembre 20, 2008

Celebremos el 20-N

Que por lo visto hoy es una fecha señalada y tal, de conmemoración de personas importantes. A ver qué es lo que toca...

Ah, sí. Hoy, Jill Thomson cumple 42 años.


¿Que no sea tan friki? Mmmm... veamos...

¡Ah, sí!

¡Hoy cumple 52 años Bo Derek!






¿Algo que no tenga que ver con tetas?

Buf, no caigo...

Bueno, aniversario literario: Hoy hace 188 años que un cachalote atacó el Essex, un barco ballenero de Nantucket, Massachusetts, inspirando el libro Moby Dick. Por cierto, ¿sabías que, en inglés, cachalote se dice sperm whale?

Sí, mejor lo dejamos...

miércoles, noviembre 19, 2008

Fade to white

Cambios en el cubil. Por primera vez en cuatro años y medio, una cabecera que no es un simple texto. Es un simple texto con un manchurrón.

Y abandono el tradicional negro para poner un fondo blanco menos tétrico. Alguno pensará que por llevar la contraria con lo del efecto Obama, que ahora todo lo negro mola.

Pero la verdad es que no. Es porque estoy cansado de ambientes tétricos, de oscuridad y de mal rollo. Suficiente opresión da ya la vida diaria como para tener que regodearnos en ello. Fondo blanco para el blog, y porque no he podido ponerle mechas y pelos cardados.

martes, noviembre 18, 2008

Watchmen: la película

Cuando se anunció que se hacía película de Watchmen, dije que no veía como se podía llevar al cine un ejercicio de estilo sobre narrativa en viñetas.

Cuando se dijo que el director era el de 300, expresé mi desconfianza.

Cuando salió el trailer, con música de Smashing Pumpkins y varias escenas a cámara lenta, dejé claro que no me convencía. Muchos me pusieron de pijo y de criticón sin sentido para arriba.

Cuando se hizo la primera proyección de 20 minutos, y los "afortunados" dijeron que la primera escena son diez putos minutos de paliza al comediante a cámara lenta, y el director dijo que ha tenido que cortar tramas enteras porque se pasaba de tiempo, yo preguntaba si era más importante una paliza de 10 minutos que una trama entera, y se me dijo que lo mío era criticar por criticar.

Ahora el director ha confirmado que ha cambiado el final. Ya es oficial que no hay calamar ni nada parecido. El director ha dicho en alguna ocasión algo así como "hey, no vamos a permitir que el malo se salga con la suya". Y hay rumores de que el caos de Nueva York lo crea el propio Manhattan.

Que digan lo que quieran, pero cada noticia sobre esta película hace que el nivel de grima y desconfianza aumente exponencialmente.

lunes, noviembre 10, 2008

Hard rock night

Hacía tiempo que no iba a un concierto. Si no recuerdo mal, el último fue el de TNT. Sï, ese que grabaron y que luego salió editado en DVD como "Live In Madrid", en el que salgo en primera fila :-)

Hostia, ¿tanto hacía? Normal que me notara desentrenado...

El tema es que hace unos días mi hermano me comentó que había en Ritmo y Compás un festival de hard rock en el que tocaban cuatro grupos, de los cuales me sonaba sólo el último y el grupo del que provienen varios músicos del primero. Pero bueno, por diez eurillos...


Indicco (con dos c), es un grupo en el que están el guitarrista, bajista y batería del grupo murciano 91 Suite (vaya, parece que no se llevan bien con el cantante) junto al vocalista Íñigo Balboa. Hacen un hard rock sencillo, directo, sin pretensiones. Rock para pasártelo bien y punto. Pequeña crítica: tres versiones (Survivor, Tyketto y Whitesnake) en un concierto de menos de una hora son demasiadas. Debe ser que llevan poco tiempo juntos y con algo tenían que rellenar. Y la actitud de estrellita del rocanrol del cantante era un pelín excesiva. El discurso de "cómo mola el rock, el rock nunca morirá" está bien si vas a ver a grupos autoparódicos como Manowar, pero si no es el caso... Sea como sea, un grupo a seguir. Si la escena hard en este país no tuviera tantas puertas cerradas...

Guru fue el segundo grupo. Se anunciaba como la banda de un tal David Palau, al que no tenía el gusto de conocer, y ciertamente podría haber seguido así. Mientras estaban montando el equipo, vi un bajo de seis cuerdas y una guitarra que le había visto en los 80 a Steve Vai. Cielo santo, grupo de virtuosos... y así fue. Cuatro tipos empeñados en demostrar que tocaban de la hostia (lo cual no voy a negar, por cierto), haciendo canciones cuyo objetivo era más el lucimiento personal que la calidad de la composición, acompañados a la voz por el hermano rockero de David Civera. Al poco quedaba claro que el tal Palau duerme con discos de Steve Vai y de Dream Theater bajo la almohada. Y a medio concierto ya éramos muchos los que estábamos aburridos. Más discursitos de "el rock lo es todo, el rock es mi vida, el rock es la hostia", y al buscar información de este tipo te encuentras con que es el guitarrista que lleva en las giras el Bisbal. Y que ha hecho giras con Ana Torroja y Alejandro Sanz y grabado con Rocío Jurado, Diango y Rosa la foca. Super rockero, el hombre. Lo mejor del concierto, la última canción. Una versión de Tom Waits cantada por un tal Pablo Perea (cantante de La Trampa, grupo que no sé si debería conocer pero no me suena).

Hardreams fue el tercer grupo, y todo un descubrimiento. Hacen un hard rock (oh, ¡sorpresa!) más elaborado que el de Indicco, y ya tienen un par de discos en el mercado. Habrá que escucharles mejor, porque el volumen estuvo excesivamente alto y no se apreciaba como debía. Pero hay que reconocer que tenían muy buena pinta.

Edenlost... ¿Cuántas veces los he visto ya? Tres o cuatro, creo. La primera, antes de la edición del único y magnífico disco que tienen. Y sigo pensando que si en lugar de españoles fueran yankis, serían un grupo puntero con varios discos editados. Como siempre, Ignacio, el cantante, es un animal de escenario con una presencia arrolladora. Y el resto del grupo, más en segundo plano, tiene un nivel instrumental muy alto. Era la primera vez que les veía con el nuevo bajista, que se debió traer a sus colegas y no pararon de berrear durante todo el concierto.
Sobre el concierto en sí... la interpretación, impecable, como siempre. Un par de peros: fue un concierto muy corto (11 canciones), comprensible si tenemos en cuenta el tipo de evento que era. Y se quedaron fuera demasiados temas. Dejando de lado las tradicionales versiones que suelen marcarse, eché en falta Lost in paradise, In your eyes y No way out. A cambio, nos ofrecieron nada menos que seis temas nuevos, a ser incluídos en una hipotética continuación de Road Of Desire llamada Break The Silence. ¿Valoración de los temas nuevos? Necesitan más escuchas. Son algo más duros que los ya conocidos y no son directos. Pero podemos decir que Wake up y Come On no estaban mal, Voodoo Child y Gotta Be Together no me convencieron y Break The Silence y I'm goin' back to my roots sonaron francamente bien. Nos regalaron, además, Straight To Your Heart, de su primera maqueta e incomprensiblemente excluída del disco. Seguiremos esperando, y a ver si se prodigan algo más en directo... ¿no os apetecería tocar en Burgos, chicos?

miércoles, noviembre 05, 2008

Obama

Se acabó la campaña electoral más mediática de la historia, y ya tenemos flamante nuevo presidente del hogar de los valientes y la tierra de las libertades. Y, por lo que se puede leer por ahí, Barack Hussein Obama va a ser el enviado de Dios para hacernos a todos más valientes y más libres.

¡Venga ya!

No, en serio, ¿qué ha hecho el hawaiano éste hasta ahora? Ha ganado las elecciones, ciertamente. Y ha sido senador. ¿Tiene experiencia como líder? ¿Gobernador, alcalde...? Nop. ¿Con qué intenciones entra, al menos?

Sabemos que quiere hacer una reforma sanitaria. Ya veremos si el lobby de las aseguradoras privadas le deja hacer algo o le saca otra Lewinski de la manga.

También sabemos que apoya la "independencia energética". No sé qué querrá decir con ello, pero a mí me suena a que intentará que su país consiga toda la energía posible sin recurrir a fuentes extranjeras. Veremos cómo se compagina eso con los protocolos de Kyoto esos que se pasó su antecesor por el forro. Supongo que haciendo lo mismo (política continuista, que lo llaman).

Quiere hacer una reforma de la pena de muerte. No anularla, sólo reformarla. Muy bonito, pero no sé a qué coño se refiere. Puede ser desde endurecer los criterios para aplicarla hasta cambiar la silla eléctrica por la inyección letal.

En el tema de la invasión de Irak es más claro. Retirada inmediata de las tropas. Y ahí lo tengo claro: me parece una cabronada. No se debería haber atacado, pero una vez ya lo han hecho creo que deberían permanecer allí hasta que las aguas se calmen. La retirada de tropas en este punto me suena a "allá os las arregléis, que a mí me la suda lo que os pase y me estáis costando dinero".

¿En qué quedamos, entonces?

En buenas intenciones. Y punto. Creo que nadie puede asegurar ni que vaya a solucionar todos los problemas del país ni que lo vaya a hundir. ¿Esperanza? Dicen que es lo último que se pierde.

Vamos, que le daremos un margen de confianza. Si nos gusta lo que hace, todos contentos. Y si no, a joderse tocan. Más o menos lo mismo que si hubiera ganado el otro tipo.

lunes, noviembre 03, 2008

Teléfono con taquiones

Ring. Ring.

-Buenos días, dígame.
-Hola. Le llamo de la Antigüedad.

Coño. El fantasma de las navidades pasadas, pensé.

Pues no. Resulta que Antigüedad es un pueblo de Palencia. Qué cosas.

viernes, octubre 31, 2008

Carta a un adolescente de hace veinte años

Hola, Enrique.

Te conozco, más de lo que te gustaría reconocer que te conoce nadie. Y ahora que tienes quince años, sé que piensas que todo el mundo está contra tí y que nadie te entiende. Sé que odias a tus padres por hacerte sacrificar tus melenas, de las que tan orgulloso estabas, para comprarte la entrada para ese concierto de Iron Maiden, Metallica, Helloween y Anthrax que acabas de ver hace unos días. Pero te voy a contar un par de cosas. La primera es que tus melenas daban grima. Deberías haberte dejado largo también el flequillo, que parecías un jarracho, coño. Pero claro, vives en los ochenta y estás flipado con las pintas de Bruce Dickinson en el Live After Death. La otra... dentro de veinte años, seguirás recordando ese concierto. No porque sea el único, sino porque será el primero en una interminable lista. Bueno, el primero importante, que el primero fue ese de Sangre Azul en Leganés hace un par de meses. Por cierto, ya que te menciono a Sangre Azul... no te encariñes mucho con ellos. Dentro de un par de años sacarán otro disco más, y será el último. Sí, ya lo sé, son el mejor grupo que ha dado el rock español, y eso que aún no has oído El Silencio De La Noche. Por si no te lo he contado, soy tu yo futuro.

Conozco como acaba todo aquello que te atribula ahora. Si quieres, puedo ir contándotelo... te alegrarás de muchas cosas, y acabarás frustrado al conocer muchas otras. Pero, ¿sabes una cosa? Cuando las hormonas se pongan en su sitio, todo será mucho más llevadero.

Sé que ahora mismo desprecias a más de la mitad de tu clase. Tranquilo, veinte años después sólo mantendrás el contacto con uno de ellos. Ahora te parece que la mayoría de ellos son imbéciles... y en eso no estás equivocado. ¿Las chicas? Dentro de poco tendrás algún contacto con el sexo opuesto, pero yo no me emocionaría demasiado con ninguna de las de clase...

Por cierto, mantente alejado del tabaco. Sé que hace poco te has fumado unos cigarros (Ducados, si es que hemos tenido los huevos cuadrados desde pequeño), y que crees que molas mogollón. Y sí, molas. Y sí, está rico, sabe bien y te hace sentir bien. Pero estás a menos de tres años de engancharte como un gilipollas. Te gusta (y te gustará) la idea de controlarlo todo en tu vida, pero esos putos cilindrillos de ochenta y cinco milímetros podrán contigo. ¿A que no tiene puta la gracia? De todos modos, con tiempo los vencerás. Ahora mismo, dentro de una semana más o menos, aproximadamente para la fecha de nuestro primer aniversario de boda, se cumplirá el primer trimestre sin tabaco en 17 años.

Ah, sí, ¿no te lo había dicho? Te vas a casar. No, aún no la conoces. Ni la conocerás hasta dentro de casi 10 años. Te diría que el día que vayas al cine al estreno de Mars Attacks te arregles un poco, que la conocerás ese día... pero para qué perder el tiempo, si sé que vas a ir hecho un guarro y con una gorda mocha al lado. Eso sí, puedes estar tranquilo. Es heavy y friki. Pero te voy a dar una mala noticia: te vas a casar por la iglesia.

Esto ha sido un palo, ¿eh? Pero no, no te preocupes. Seguirás siendo ateo, pero perderás el odio a la iglesia católica (en general, al dejar atrás la adolescencia, el odio se diluye, y en el peor de los casos se convierte en desprecio). Lo que ocurre es que estás en un colegio financiado por el Opus, y tu relación con los creyentes se limita al impresentable del Jefe de Estudios y al borracho de Religión. El Jefe seguirá siendo gilipollas todo el tiempo que trates con él (te quedan un par de años y no volverás a verle), y probablemente hasta que se muera, pero el de Religión resulta ser un tipo bastante tratable cuando deje de venir a clase oliendo a vino y amenazando con expedientes académicos a diestro y siniestro (de hecho, el año que viene te encargará un trabajo sobre sexualidad y tu lo llenarás con palabras como necrofilia, zoofilia, coprofilia y demás filias asquerosas para tocar los huevos, y no sólo no te buscarás problemas, sino que además lo irá exponiendo en otras clases). Y para gilipollas, prepárate al imbécil que vas a tener en Filosofía el año que viene. Respecto al Opus, dentro de veinte años sigues pensando que son gentuza. Pero bueno, que sabrás de los Kikos y entonces el Opus no te parecerá tan malo. Y la profesora de religión que tuviste hace un par de años, la monja aquélla (¿sabes? a estas alturas ni me acuerdo de su nombre), es simplemente gilipollas. Ese es el gran problema del ser humano: coge uno al azar y es muy probable que sea gilipollas. ¿Cínico? Qué remedio...

Que sí, que lo que a tí hace que te hierva la sangre es saber que te vas a casar por la iglesia. Pero insisto, que a tí te resultará indiferente, y para ella es importante. Dejémoslo, ¿vale? Hace tiempo que me frustra discutir con gente que no se atiene a razones, como tú...

Gran parte de tu relación con el mundo ahora mismo se limita a tu entorno académico. Ya lo sabes, y aunque el resto de la clase no opine igual, Romualdo, el profe de mates, es muy bueno. Y Anastasio, el de física y química. El que tuviste en historia el año pasado, Rafa, ayudó a empujarte de cabeza hacia Ciencias con ese puto enfoque de recitar lo aprendido de memoria como loritos. ¿Quién más tienes este año...? Ah, sí. La de Latín. Está buena, ¿eh? Lástima, en un par de años se pondrá como una foca. Acabas de empezar el curso, y la asignatura te parece una pérdida de tiempo. Y lo es, pero te gusta. El año que viene empezarás a estudiar alemán, y algo parecido es. Y sobre pérdidas de tiempo, tienes Geografía y tienes Gimnasia. El calvo y el payaso del Paco son profesores de las dos asignaturas más prescindibles del año, y dos desperdicios de carne. Las chuletas que podrían haber salido y van y hacen esas dos personas...

¿Y tus compañeros de clase? Ya te he dicho, sólo mantienes el contacto con Índar. Quizás te gustaría saber qué ha sido de David, o de Rubén (un soplo: parece que va para cura, pero por lo visto en tres años descubrirá los porros y el sexo sin compromiso y le cambia la vida), o de Susana la jebi. No, de Iván el Engendro no querrás saber nada en año y medio. Por una vez, tus compañeros de clase, los seres inferiores, tienen razón y tú no: Iván es un cretino. ¿El resto? De alguno, recuerdas el mote. Había un par de pijos imbéciles a los que llamaban el Patata (nunca pregunté por qué, pero supongo que tendrían un C.I. similar) y el Angelote (esa me la sé, porque era rubito con el pelo rizado... que de gracias por no haber acarreado un Tobi para los restos). De los demás, ni eso. Sabes que alguno se casó y divorció, que hubo uno que se suicidó, y poco más. Pero es que ni eres capaz de recordar sus caras. Y ni curiosidad...

Así que sigues pensando en eso de que te casas... Sí, dime. ¿Que qué quiero decir eso de que ella es friki? Bueno, algo que tú ya eres pero aún no sabes. ¿Recuerdas esos tebeos de superhéroes que leías hace unos años? Sí, ya sé que has vuelto a leerlos hace poco (no vuelvas a intentar leer Heavy Metal de los Vengadores, por mucho que el nombre mole, el tebeo apesta), y que lo estás flipando con Watchmen (y lo que te queda por flipar, nene). "Friki" se llama a los que tienen aficiones raras. Los que leen tebeos. Los que leen a Poe y Lovecraft. Los que ven películas de ciencia ficción. Los que juegan a rol. ¿Que qué es jugar a rol? Buf. En un par de años hablamos, si quieres... Te hablaría también de la literatura de fantasía, pero sé que has acabado tan harto del Señor de los Anillos que tardarás cinco años en acercarte a otro libro en el que salgan putos elfitos. Je. Mejor no te cuento que a estas alturas la tercera película de ese libro está entre las más oscarizadas de la historia... no, yo tampoco lo entiendo. Claro que no.

¿Aficiones raras, leer a Poe y a Lovecraft? Sí, hijo. Parece que dentro de veinte años tendremos Un Mundo Feliz. Leer en sí mismo será una afición rara, y en ocasiones mal vista. Lo que ocurre es que la masa está agilipollada por la televisión y la manipulación informativa. Pan y circo, nene. Ni siquiera drogas. No te estoy planteando un futuro muy halagüeño, ¿verdad...? Pues si te digo que estamos viviendo una época de nostalgia de los años 80...

Hombre, algo de sentido tiene. Que el hard rock que estás oyendo está en su época dorada. Recién llegados como Poison o Guns N'Roses marcarán una época. Acaban de salir los mejores discos de las carreras de Iron Maiden, Manowar, Queensrÿche y Helloween (Kai Hansen abandona dentro de nada y el grupo se va al carajo, siendo benévolos sacan dos discos más que merezcan la pena), y uno de los mejores de Bon Jovi, Judas Priest, Scorpions, Metallica o Running Wild. Pero lo que tiene tela es que lo que se echa de menos no es el heavy metal (aunque algo, también... que llegarás a ver camisetas jevis en tiendas de ropa para gente normal), sino el pop imbécil. ¿Te quieres creer que payasadas como Hombres G, Duncan Dhu o el subnormal del Pingüino aparecerán en discos llamados "La edad de oro del pop español"? No, yo tampoco lo entiendo. "La edad de oro de la incultura musical" quedaría bien. Iba a decir "La edad de oro del encefalograma plano", pero eso queda mejor para la época que estoy viviendo yo.

Tienes curiosidad por saber en qué te has convertido, ¿verdad? Ya te he dicho que estás casado, pero no tienes hijos. Nunca te han gustado mucho los niños, y la cosa sigue así. Además, no vas a conocer a ninguna mujer que aceptaría llamar Lucifer a su hijo.

Tengo que darte una mala noticia: esas mallas de lycra que tanto te llaman la atención seguirán siendo un deseo no cumplido. Ni de rayas, ni de leopardo, ni nada. Nunca tendrás unas mallas de lycra. En cambio, el pelo largo va y viene. Ni pendientes, ni tatuajes (amos, no jodas... acercarte innecesariamente a una aguja), ni pelos cardados con mechas (bueno, en alguna ocasión, sí) ni muñequeras de tachas. ¿Que si mantienes algún detalle macarra? A ver, nene, las pintas que quieres llevar las tienen los adolescentes, los yonkis y las estrellas del rock. Dejas de ser adolescente, afortunadamente no caes en la drojaína y no vas a ser una estrella del rock. ¿Te sorprende? Pues se siente, nene. Te tendrás que conformar con tu segunda opción, ingeniero y gracias.

No sé por qué, pero me esperaba tu reacción. Todo te preocupa, todo te angustia, todo es una agonía. Qué gran gótico habrías sido, jodío. Pero insisto una vez más: no te preocupes. A estas alturas, miras hacia atrás y eres capaz de sonreír, así que no habrá sido tan malo.

martes, octubre 21, 2008

Adictos al té II: Mantra

Hoy toca una nueva mezcla de té no apta para paladares delicados: el Mantra.
Descripción: té negro con pimienta, canela, jengibre y clavo. El sabor es fuerte, intenso, con un regusto picante y levemente amargo. Ideal para desayunar: estás completamente espabilado al segundo sorbo.

Desconozco de dónde sale este nombre. Probablemente sea un nombre que se le da en Tea Time, la tienda donde lo compro de la que ya hablé, porque lo he visto como Té Bengala. No es que tenga mucho sentido, porque un mantra es una palabra/frase/loquesea que ayuda a la meditación y este té es el equivalente bebible a un electroschock.

Propiedades naturales (ya sabéis, como ya dije el otro día, eso que me la suda):

Canela: parece ser que es la hostia para el aparato digestivo. En esto no estoy de acuerdo, hay ocasiones en las que me provoca ardor. También dicen que es muy buena para las enfermedades respiratorias, para la circulación y -atento- para las infecciones vaginales. Es, también, un teórico afrodisiaco clásico. Señalar que, para mí, es el aroma que mejor le pega al té negro.

Pimienta: Buena forma de contrarrestar el efecto de la canela. Así como ésta es vasodilatadora, la pimienta es vasoconstrictora, lo cual dicen que es bueno para las hemorroides. Me pregunto por qué no se ha ofrecido una pomada de pimienta como alternativa naturista al Hemoal ese. También dicen que es buena para el aparato digestivo. Quién lo diría.

Jengibre: Otro que supuestamente es bueno para el aparato digestivo. Parece que cualquier cosa que sea un mazazo para el estómago es "bueno para el aparato digestivo". Además parece ser que tiene propiedades beneficiosas para el aparato circulatorio y el respiratorio, como la canela.

Clavo: Evita los pedos, combate las malas digestiones... ¡es bueno para el aparato digestivo! ¿habrá alguna planta que no lo sea? También es un estimulante (eso sí me lo creo viendo como espabila el té éste) y un antiséptico.

En resumen y en teoría, un té muy bueno para los aparatos digestivos, respiratorio y circulatorio.
En la práctica, un té de sabor intenso, agradable para quienes gusten de sabores fuertes y muy estimulante.

Nivel de adicción actual: 2/5. Todos los días cae uno al desayunar sin falta. Algunos días, otro a mediodía. Se alterna con Earl Grey.
Nivel de adicción pasado: 5/5. Una bolsita de 50 gramos me venía durando algo menos de dos semanas.

jueves, octubre 16, 2008

Adictos al té: Earl Grey

Pretendo periódicamente en esta nueva cabecera ir hablando de los brebajes que me meto para desayunar. O para después de comer. O a media mañana. O antes de acostarme.

Sí, lo reconozco, estoy adicto a la teína como muchos otros lo están a la cafeína (por mucho que ambas moléculas sean isómeros). Con la diferencia de que la variedad de aromas que nos ofrece el mundo del té es muchísimo más amplio que la de los cafeteros. Y el borrachuzo que grita por ahí "café irlandés" y "trifásico", le respondemos "té irlandés" (misma receta, cambiando la infusión) y "té americano" (té con leche y licor 43 o ron, dependiendo del local).

Empezamos hoy por el Earl Grey, una de las mezclas más conocidas a nivel mundial. Digo mezcla porque, aunque sí que se toma el té a palo seco (verde, negro, rojo y blanco, habitualmente), es tan frecuente o más tomarlo mezclado con otras hierbas o aromas. La receta es bien sencilla: té negro (habitualmente, de Ceilán) aromatizado con aceite de bergamota (cítrico italiano parecido a una pera). No intenten prepararlo en casa: no sé si se puede conseguir el aceite de bergamota fácilmente ni a qué precio. Se puede conseguir, sin embargo, la mezcla sin problemas en prácticamente cualquier sitio. En Mercadona tienes cajas de 20 sobrecitos (odio los sobrecitos de té, by the way) por poco más de un euro. En las tiendas de té a granel no hay ningún problema tampoco, y debe andar por un par de euros y algo los 50 gramos.


De estas tiendas, por cierto, conozco tres. Una de ellas en Madrid, Tea Time, en la Plazuela de San Ginés nº 2 (al ladito de la chocolatería, muy cerca de Joy Eslava, en la calle Mayor). Otra en Móstoles, El Almazén del Té, en la Avda. de la Constitución nº 43, cerca de la Renfe. Y la más reciente, en Burgos, Klipper, en la Plaza Mayor. En ésta, por cierto, he encontrado Earl Grey procedente de agricultura ecológica. Y he de decir que el ecologismo me toca un poco las pelotas, pero el sabor es notablemente más intenso y el pequeño sobreprecio (cinco euros por 100 gramos) está plenamente justificado. Es un té fuertemente aromatizado y con mucho cuerpo.

Siempre que te identificas como bebedor de té, la gente te sale con lo de las propiedades de las hierbas y blah blah blah. Algunos no nos preocupamos por ese tema, y bebemos las infusiones que nos gustan por el sabor. Nada más. Pero si te interesa, el aceite de bergamota pasa por ser un antidepresivo, lo que convierte al Earl Grey en el equivalente natural del prozac.

Y ya que por aquí somos un poco frikis, señalemos a dos ilustres bebedores de Earl Grey: Bruce Wayne y Jean Luc Picard.

Nivel de adicción actual: 4/5

lunes, octubre 06, 2008

Vacaciones en Nueva York III

La última entrada al respecto. Hoy, reportaje fotográfico, más que otra cosa...

¿Recordáis los Wendy's? Había una hamburguesería de esta cadena en Callao hará cerca de 20 años. Creo que ahora es el Starbucks o la zapatería que hay al lado. Allí sigue habiendo. Y no, no entré a probar, que las de aquí eran bastante malas...

¿Corrección política? Demasiada. A mí me rechina un poco, pero allá ellos... Con ustedes, la placa de la plaza del ayuntamiento. Gente con SIDA. Toma ya.

¿Las vistas...? Impresionantes. Desde el Empire State, mirando hacia abajo...

Y ahora mirando hacia arriba...

Y el edificio Chrysler visto desde el mirador.
Desde la habitación del hotel Crowne Plaza Times Square, en la planta 37, mirando hacia abajo. Se taponaban los oídos al bajar en el ascensor (veintipico segundos, oiga).


Central Park, desde lo alto (ese rectángulo sin edificios)...
...y a pie de calle.



El Hard Rock Cafe, con su muro de guitarras. 300 guitarras cortadas por la mitad para hacer una pared molona. Habría que cortarles los huevos por faltar al respeto de este modo al instrumento en torno al cual gira el rock, pero bueno...

El Flat Iron, el taponcillo de los rascacielos.

Lady Liberty hecha con gominolas...

Y peluches enormes. Y de precio enorme. Había uno de 6000 (seis mil) dólares.

¿Valoración final? Que como me toquen los euromillones me mudo allí. Hasta entonces, de vacaciones siempre que pueda...

lunes, septiembre 29, 2008

Meme recibido por mail

1. Nombre completo: Enrique Acebes Jiménez
2. ¿Por qué te pusieron ese nombre? Los apellidos, porque eran los que tocaban. El nombre, porque se le cruzaron los cables a mi padre. Mi madre quería ponerme Eduardo. Mi abuelo paterno quería que me llamaran como él, pero los cojones me iban a poner Eutiquio. El materno dijo que el santo del día, y las opciones del 16 de Marzo son tan agradables como Hilario, Agapito, Patricio, Heriberto, Bonifacio o Queritano. ¿Queritano? ¿Existe tal nombre?
3. ¿Le pides deseos a las estrellas? Si no creo en Dios me voy a tragar las supercherías... amos, anda.
4. ¿La última vez que lloraste? Buf. No me acuerdo, no suelo llorar.
5. ¿Pan con qué? Con crema de queso azul.
6. ¿Te gustan los animales? Depende. Me encantan los monos, odio las arañas. Me caen bien los gatos y los perros me parecen bastante tontos.
7. ¿Cuántos hijos tienes? Ninguno, y espero que siga así como mínimo hasta que me muera.
8. ¿Colaboras con alguna ONG? No, ni tengo intención de ello.
9. ¿Si fueras otra persona serías tu amigo? Hay dos posibilidades: o acabo a hostias conmigo mismo o amigos del alma.
10. ¿Tienes un diario de vida? ¿Vale un blog?
11. ¿Eres sarcástico? Heh. Heh. Heheheheheh.
12. ¿Saltarías el puenting? Menuda mariconada lo de la cuerda... ¡salto libre y a tomar por saco!
13. ¿Cuál es tu cereal preferido? Psché. No suelo consumir. Lo que haya.
14. ¿Te desabrochas los zapatos antes de sacarlos? Mis zapatos no llevan cordones.
15. ¿Crees que eres fuerte? ¿Física o emocionalmente?
16. ¿Tu helado preferido? Leche merengada.
18. ¿Rojo o Rosado? Rojo, pero tampoco me emociona. Eh, ¿dónde está la 17?
19. ¿Qué es lo que menos te gusta de ti? Creo que no hay nada de mí que no me guste. Si acaso, me gustaría tener la barba más tupida.
20 ¿A quién extrañas mucho? A más de los que me gustaría y a menos de los que debería.
21 ¿Te gustaría que a todos aquellos que enviaste este mail te respondan? ¿Qué mail?
22. ¿Qué color de pantalones y zapatos tienes puesto? Zapatos negros, como siempre. Y pantalones azules, como casi siempre.
23. ¿Lo último que comiste hoy? Un té Earl Grey con un trozo de bizcocho casero.
24. ¿Qué estás escuchando en este momento? Mi mujer hablando.
25. ¿La última persona con quien hablaste por teléfono? Con mi madre, ayer.
26. ¿Tu trago favorito? ¿"trago"? ¿Quiere eso decir que esto es un meme procedente de Sudamérica y se refiere a "bebida alcohólica"? ¿O pregunta por el más habitual? ¿O el más placentero? Respectivamente, las respuestas son: Bourbon Jack Daniels, saliva y agua.
27. ¿Deporte favorito para ver por TV? ¿Deporte? ¿Yo?
28. ¿Comida favorita? Legumbres, pasta y carne. Prácticamente de cualquier forma.
29. ¿Final triste o final feliz? ¿Para quién?
30. ¿Tienes mascotas? Sigo deseando un mono llamado Clyde...
31. ¿Día Favorito del Año? Si no me tocan mucho los huevos, hoy mismo.
32. ¿Besos o abrazos? Dependiendo de para quién, incluso patadas en los cojones.
33. ¿Eres una persona alegre? Según el día.
34. ¿Quien crees que te respondera? A nadie se lo he enviado... lo bueno de tener bajas las expectativas es que nadie te decepciona.
35. ¿El que menos crees que lo hará? Idem.
36. ¿Qué libro estas leyendo? Universo DC: Flash vol. 2 (de 7) . 500 y pico páginas de tebeos del velocista escarlata.
37. ¿Color favorito? Azul oscuro o negro.
38. ¿Qué viste anoche en la tele? Un capítulo de Monk. Y a mediodía, el piloto de Fringe. Me quedé dormido.
40. ¿Dónde es lo más lejos que has estado de tu casa? Coño. Pues no lo sé. Espera que hago una consulta... Estados Unidos está a 5500 km, China a 9000 y pico... Así que será Pekín, Shanghai o Shijiazhuang.

Es que hay que ser tonto...

Sabiendo que los 18 años es una edad en la que la mayoría de las personas tienen la cabeza a pájaros, permitirles votar a esa edad me parece demasiado benévolo. Optimista, incluso. Inocente.

Hay algunos que a los 40 siguen sin madurar, y que su nivel de capacitación intelectual no va a superar jamás el nivel de si tal árbitro es un cabrón o si cuál lumi se folla al medio centro del Mollerusa F.C. Pero podemos reconocer que entrada la veintena la gente empiza a poner los pies en el suelo. Que dejamos de oír cosas como "no sé si votar a Iú porque las fiestas del Pecé molan mogollón o al Pepé porque jodó lo buenas que están las pijas" (escuchado más o menos literalmente a uno de mis alumnos que se acercaban a la mayoría de edad).

Sabiendo tal cosa, no es de extrañar que haciendo esto:

Austria, primer país europeo que instaura el voto a los 16 años


se obtenga esto otro:


Ahora, a ver a quién le arrean detrás de las orejas como a los conejos, que se lo tiene merecido por lerdo.

Cada día me pregunto menos por qué mis entradas con etiqueta "política" suelen llevar también la etiqueta "estupidez humana".

martes, septiembre 16, 2008

Interludio II: Claridad en el lenguaje

Entra un fax. Una hoja totalmente en negro. Igual nos la envía nuestro proveedor de toner. La miro con detalle. En la parte superior, el nombre de un cliente con historial de ser un poco bruto. Esto se arregla con una llamada.

"Oye, Pepe, que el fax que me acabas de mandar es una hoja en negro y no se ve nada. ¿Puedes volver a mandármelo?"

"Claro, hombre, ahora mismo."

Minutos después vuelve a entrar otra hoja totalmente en negro por el fax.

Él ha hecho lo que yo le pedí. La culpa es mía por no decir "¿puedes mandarme algo que se vea?".

Y luego dicen que yo soy demasiado literal.

lunes, septiembre 15, 2008

Interludio: Death Magnetic

Metallica me encantaban de adolescente. Master Of Puppets fue un hostión en medio de la cabeza. And Justice For All era francamente bueno, por mucho que a la batería le sobrara todo el volumen que le faltaba al bajo. Ride The Lightning, disco que recuperé a posteriori era la repolla y Kill'Em All tenía su gracia, aunque se les notara demasiado primerizos.

Después llegó el Metallica, el disco negro. Todo el mundo flipaba en colores con él, pero a mí me sonaba raro. No era lo mismo que los cuatro discos anteriores. Enter Sandman, Sad But True o Wherever I may roam sí que eran típicos temas Metallica (algo más suaves y melódicos, quizás), pero había cosas que no cuadraban. Sonaba distinto.

Cinco años después, el apocalipsis. El despreciado Load, el disco alternativo de Metallica. Aunque empezara con Ain't My Bitch, tema que no habría descuadrado demasiado en el disco negro. Aunque Until It Sleeps sea uno de los mejores temas de toda la carrera de la banda. Aunque rompa demasiado con And Justice For All, pero teniendo en cuenta el disco negro sea una evolución lógica que ya había empezado. Se despreció al grupo por hacer un disco para los niñatos de la MTV en lugar de para los fans de toda la vida. Que cabrones, que quieren ganar pasta. Pero bueno, seguro que es una fase y el siguiente mola de verdad. El siguiente fue el Reload, y siguió en la misma línea. A estas alturas, y ocho años después del último disco realmente bueno del grupo, muchos jevis de toda la vida habían (habíamos) desertado ya. Y entre directos churreros con orquesta (un infumable S&M) y discos de versiones (Garage "no tengo nada nuevo que contar" Inc.), Metallica se había convertido en un chiste. En unos Spinal Tap venidos a más.

St. Anger era el disco que supuestamente nos iba a devolver a los Metallica cañeros de toda la vida. Y lo que fue es un mojón. Un disco con una calidad musical inferior a los Mojinos Escozíos y con un sonido que riete tú de las maquetas que grababa yo a los 18 años con mis colegas, poniendo el casete en el suelo a grabar el sonido de ambiente. Y en España, país no muy propicio para el metal, llegó a ponerse en el nº 2 en las listas de ventas. Tócame los cojones, que vengo de vendimiar.

Reconozco que no terminé de escuchar St. Anger nunca. Que Frantic era una tomadura de pelo y St. Anger, la mejor canción del disco, era muy floja. "Que se vayan a tomar el pelo a su santa madre". Vamos, que Metallica enfermaron en el 91, se pusieron muy malitos en el 96 y murieron en el 2003.

Después de llevar oyendo el "que ahora sí, que volvemos al sonido de siempre" durante 9 años, tenía tantas intenciones como ninguna de escuchar el nuevo disco. Que un rollo macabeo más era de esperar y una pérdida de tiempo. Vamos, que Death Magnetic se iba a quedar en el saco de esos miles de discos que salen cada mes y no reciben ni una mísera oportunidad. Por tiempo, más que otra cosa en la mayoría de los casos. Por desprecio a un grupo acabado con batería que es un imbécil integral en el caso que nos ocupa.

Y no sé ni cómo ni por qué acabé oyendo uno de los temas del disco, My Apocalypse. Antes de haber leído ninguna crítica sobre el disco, y teniendo como única influencia mis prejuicios personales. Y va y me gusta. Coño, qué cosas. Esta debía ser la que vale la pena del disco. Comentado con Alberto scarvenger me dice que hay otra que está bien. Oigamos a ver. The Day That Never Comes es otro buen tema. Coño, pues oigamos el disco entero. A ver si va a resultar que el borracho de Hetfield y el imbécil de Ulrich se han redimido...

Y sí, se han redimido. Es un disco de metal, a diferencia de Load y Reload. Y es un buen disco, a diferencia de St. Anger.

No es Master Of Puppets. Pero es que Metallica no es el mismo grupo de hace 22 años. Ni son tan jóvenes ni tan inocentes. Difícilemente podrían sacar un disco similar. Pero es un disco energético, con canciones de calidad, maduro.


¿Peros? Sí que hay un par de ellos. Quizás los temas sean demasiado largos (una media de siete minutos y medio por canción) y la voz suena demasiado bajo. Por lo demás... un disco francamente bueno. Sorprendido me he quedado.

jueves, septiembre 04, 2008

Vacaciones en Nueva York II: Mitos sobre EEUU

De lo que esperaba encontrar al llegar a la Tierra de la Libertad a lo que me encontré hay importantes diferencias. En algunos casos lo que vi fue exactamente lo que me esperaba, pero bueno...

La primera en la frente. Antes de aterrizar y todo. Me habían dicho que al entrar en el país te hacían rellenar un cuestionario en el que te preguntaban si pretendes atentar contra el presidente. Es falso. En el avión nos dieron un cuestionario que ya deberías conocer previamente (vamos, que cuando sales fuera de la UE deberías informarte de dónde vas y los trámites que debes seguir), en el que se plantean varias preguntas. Si alguna de ellas tiene una respuesta afirmativa, puede que se te deniegue la entrada al país y deberías ponerte (más bien, haberte puesto) en contacto con la embajada, y ninguna de ellas es si quieres atentar contra el presidente. Sí te preguntan, en cambio, si eres adicto a alguna droga, si has cometido o pretendes cometer allí actos criminales o inmorales (deberían definir "inmoral" previamente), si alguna vez has hecho sabotaje, terrorismo o genocidio (todos mis colegas lo hacen dos o tres veces cada fin de semana, claro), si colaboraste entre el 33 y el 45 con el régimen nazi (suponiendo que un chaval de 18 años entrara a colaborar con los nazis en el 45, poco antes del fin de la guerra, ahora tendría 81...) o perlas similares. Que sí, que conceptualmente está muy bien, pero me imagino a un nazi heroinómano pornógrafo leyendo esto y pensando "a tí te lo voy a decir".

El horrible trato que supuestamente te dan en inmigración... pues no es para tanto. Sí es cierto que tuvimos que hacer una hora de cola, pero es que estaba apareciendo gente por el pasillo (de nuevos aviones que aterrizaban, se supone) cada diez minutos. Y también hay que señalar que todas las ventanillas de atención estaban ocupadas por su correspondiente funcionario (ahora piensa en Barajas, cuando ves 15 ó 20 ventanillas de las que están vacías la mitad), y además un tipo controlando qué ventanilla se queda vacía para que la cosa vaya más rápido. Y una vez te toca... Te miran el pasaporte y lo pasan por el lector. Te hacen una foto con una webcam. Te toman las huellas dactilares con un lector digital. Sales, recoges tu maleta y te vas.
Vamos, que en Barajas me han tratado peor y es mi puta casa.

Una gran frustración: La bandera y el himno. Esperaba encontrarme banderas hasta debajo de las piedras, y que el himno fuera la banda sonora de la ciudad. Algo al estilo Independence Day, vamos. Y va a ser que no. No escuché el himno en ningún momento, y las banderas, en los mismos sitios que aquí: edificios oficiales y hoteles. En la estación de trenes Grand Central y en algún banco también, como cosas extrañas. Hace unos años se consideraba radical y provocador al que iba con una camiseta del Che. Hoy, por mucho que diga Benicio del Toro, el que lleva una camiseta del Che no es más que una víctima del marketing. Hoy, radical y provocador es el que va con una bandera de esas de barras y estrellas. Esperaba, por eso de tocar las narices más que nada, conseguir algo con esa imagen. Una camisa, una camiseta, unos gallumbos (de hecho, lo que no vi por ningún lado eran gallumbos de licra, sólo usan algodón los cutres de ellos), unos calcetines, una banderola para poner en la pared como si fuera un póster, una chupa vaquera con flecos y la bandera a la espalda... y ni a hostias, oiga. Lo más parecido que pude encontrar fue un pañuelo para el pelo (cuadrado, de 30x30 cm2, y encima en una tienda de chinos por un puto dólar) y unas Converse All Star azules con estrellas blancas. Sí, horteras lo son un rato, pero con unos vaqueros azules quedan de cojones.

Y sobre los políticos... sólo vi una imagen de Obama. Y era una caricatura en la portada de la MAD, parodiando su lema diciendo "Yes We Can't".

La actitud chulesca y deshumanizada de los yankis, salvo en el caso del portero mencionado en días pasados, es inexistente en Nueva York. ¿Recordáis la escena de Borat en la que se acerca a un tipo por la calle a preguntarle no sé qué y el tipo en cuestión sale corriendo y gritando que le deje en paz? Yo no vi tal cosa. De hecho, en los momentos que lo necesité la gente se acercó a ayudarme sin yo pedirlo. Mi sensación es que la gente allí es más amable que en Madrid. Y sí, me encontré con un cretino, pero intente usted salir de compras y luego tomaros una caña por el centro y dígame usted entre viandantes, camareros, clientes y dependientes cuántos cretinos se encuentra.

También se dice que los americanos piensan que España está en sudamérica. No es que me haya dedicado a hablar de geografía con los locales, pero un par de personas me preguntaron de dónde era y fueron capaces de situar correctamente España en Europa. Vale que una era una dependienta de Midtown Comics, y después de Pacheco, Larroca, Ferry, Acuña, López, Aja y demás, España debe ser un lugar reconocible para los frikis. Pero es que la otra fue una señora mayor que se empeñó en ayudarnos a recargar una MetroCard (aunque no lo necesitábamos).

Más cosas... ah, sí. El ridículo estereotipo de las películas de que los negros en Harlem están en grupos de 4 ó 5 sentados en los peldaños de las escaleras pequeñas esas que suben al portal. En 15 minutos de paseo en autobús por Harlem lo vi en tres calles distintas. Así que parece que sí refleja una realidad bastante habitual.

Y ya que hablamos de Harlem, se dice que es un barrio peligroso, que mejor no andar por allí, sobre todo si eres blanco y cosas similares. No tengo ni idea de lo que ocurrirá al norte, pero en el sur de Harlem (la parte que linda con Central Park) no vi ni una pistola, ni escuché ni un tiro ni nada por el estilo. Sí que es una zona económicamente deprimida (sobre todo, comparado con lo que hay unos cuantos cientos de metros al sur), pero no me pareció especialmente peligrosa. Eso sí, nos dijo el guía que los mapas de la ciudad se cortan en una calle del barrio porque no es seguro ir más al norte.

Y siguiendo con el tema de la seguridad ciudadana, también había oído que Central Park es una zona peligrosa (de hecho, en los juegos de Mundo de Tinieblas de White Wolf esta zona es un lugar de reunión de hombres lobo). Y el veredicto es... estupidez, al menos de día y en la zona sur del parque. Es un parque donde van los papás con los hijos a corretear, las familias a hacer picnics, las parejitas a hacerse arrumacos... ¡incluso es un sitio donde va la gente a echarse la siesta! ¿Y alguien se acercaba a intentar levantar la cartera de los que estaban sobando...? ni de coña. Vamos, igualico que el Retiro o la Casa de Campo.
Yo elegí siesta.

El idioma es otra de los temas sobre los que había oído un par de cosillas. Por un lado, que no hay cristo que entienda a los americanos, y por otro, que en Estados Unidos te apañas a la perfección con el castellano. Respecto a esto último, sí y no. La mayor parte de los hispanos que ves en la ciudad están de dependientes en las tiendas. Y por mucho que estés en el stand de Chanel en Macy's, si la mujer que te atiende tiene una chapa en el pecho que dice que se llama Maribel López... En general, en casi todos los comercios hay o bien un sudamericano o un yanki que ha estudiado español en el instituto como segundo idioma, ya sea como dependiente, como cliente o como guarda de seguridad. Así que no debería ser problema. Sobre lo del acento... Quizás sea por escuchar mucho rock americano, pero yo entiendo mejor a los yankis que a los ingleses. Cierto es que lo que yo escucho suele ser más bien de la costa oeste, y por eso el primer día o así se me hacía un poco raro. Pero a partir de ahí les entendía casi sin problemas.

Hasta tienen sección de libros en español en las librerías.

Los tacos, ya que hablamos del idioma. Yo me esperaba estar escuchando la palabra fuckin' a todas horas. Y la verdad es que sólo la oí una vez. En una tienda de ropa para mujer, la señora de la limpieza (una negra con mirada de no andar muy allá de la cabeza, por cierto) estaba parada al lado de un charco y gritó "It's only fuckin' water!". Me pregunto cuánto tardarían en ponerla de patitas en la calle.

Y sobre el sexo, qué queréis que os diga. No me cuadra lo de la censura hacia el sexo, ni siquiera que esté mal visto, cuando te encuentras un anuncio de una película porno en mitad de la 6ª avenida de este tamaño:
Que levante la mano quien haya visto
las bufas de Jenna Jameson
a este tamaño alguna vez.

Y un museo del sexo en plena 5ª avenida
.
Gastronomía. Es cierto que los mejores perritos calientes se comen en Wall Street, y es cierto que la Coca Cola sabe diferente (algo más dulzona que aquí). Por cierto, variedades de Coca Cola había para dar y tomar. Normal, light, sin cafeína, light sin cafeína, zero, zero sin cafeína, cherry, cherry light, light con lima, vainilla... y eso que yo viera en un supermercado (que iba buscando drugstore y resulta que lo que ponía en los supermercados era Pharmacy... qué cosas). Y se come muy bien... si quieres. No todo es basura. Hay desde restaurantes de lujo hasta paquistaníes con comida (o lo que fuera aquello) hiperpicante en carritos callejeros.

Doble cuarto de libra con queso.
Menú completo, al cambio por unos 3.50 €

Increíble pero cierto:
Una tienda de gominolas de 3 plantas.


Tarta de chocolate blanco con fresa. Una delicia, el The View.

Sobre la inhumanidad con los desfavorecidos (vagabundos, parados y demás), yo tenía entendido que es un país en el que si no tienes pasta no le importas a nadie y te puedes caer muerto a la puerta de un hospital que ni se van a inmutar. Este dato no lo pude comprobar (tampoco es que lo intentara, la verdad), pero lo que nos contó el guía es que a la gente sin posibilidades el estado les da vivienda gratis, sanidad gratis, medicinas gratis y vales de comida. Que dinero en efectivo no dan a nadie, pero garantizan que vas a tener una vida digna. Protestaba el guía que si eres un zángano que se toca las pelotas el estado te lo paga todo, y si tienes un trabajo, por cutre que sea, y mal pagado que esté, te lo tienes que pagar tú. Que los vagos salen favorecidos frente a la gente honrada y emprendedora y tal. Comparas con lo de aquí... sanidad gratis para los que no pueden pagarla también tenemos, pero si no tienes ningún tipo de ingresos, dime qué haces con la comida y la vivienda. Yendo a un albergue de beneficencia y vivir en un almacén de pobres. Que, por cutres y último recurso que sean, la mayoría son privados, de la malvada iglesia católica y tal...

Vamos, que mucho meterse con los americanos, pero lo que yo he visto no tiene mucho que ver con el estereotipo... ¿Envidia, complejo de inferioridad...?

miércoles, septiembre 03, 2008

Vacaciones en Nueva York I: Lo que me toca los cojones

Se podría decir que la semana pasada fue una puta maravilla, poco más o menos. El lugar ideal para vivir. Sí, incluso mejor que Madrid. Lo que pasa es que me parece que ni aunque me tocaran los euromillones iba a poder permitirme una casita con vistas a Central Park, sabiendo que Madonna pagó recientemente 35 millones de dólares por una. Ni siquiera los 18 millones de la de Thalía podría soltar.

En fin.

Como toda ciudad grande, tiene cosas buenas, cosas malas, cosas maravillosas y cosas que me tocan los cojones.

Empecemos hoy con un reportaje fotográfico de lo que me toca los cojones.

Todos sabéis de mi amor por los Beatles, ¿verdad? Pues en el tour organizado en autobús por Manhattan (y un poquito de Harlem) tuvimos una primera parada en el edificio Dakota...

Presentando mis respetos

...que es el sitio donde mataron a John Lennon, ilustre jipi.

Frente a este edificio está el lado occidental de Central Park. Y entrando por él nos encontramos con...

Strawberry bollocks

...la pradera Strawberry Fields, llamada así en honor a una de las mayores horteradas de la historia de la música, superando incluso al inolvidable Quesquesé se merdé de La Trinca.

Un poco más dentro, la plaza Imagine...

Aaah, jpiz de miedda, cómo loz odio...

...así bautizada por Yoko Ono (previo pago en el ayuntamiento, por supuesto) , personaje de aprecio unánime: defensores y detractores de los Beatles la tenemos la misma manía.

Más cosas. Las Naciones Unidas.

Máz jipiz

A éstos los tengo un poco más de respeto que a los anteriores, pero poco. Nunca me ha parecido que una organización como las Naciones Unidas pueda ser mínimamente funcional, pero es que si añadimos el derecho a veto de algunos de los estados miembros, es directamente inútil. Si eso lo combinamos con una exposición de dibujitos de niños con lemas del estilo qué bonito sería un mundo sin guerras o démonos todos las manos como hermanos... Nada, jipis también. Y como tales, me tocan los cojones. Eso sí, tenían una escultura a la puerta bastante molona.

Si no tuviera el cañón anudado, molaría más y todo.

Más cosas. No vi por ningún lado la clásica prepotencia de los yankis... salvo un caso. Había un edificio con un patio elíptico bastante chulo, pero para poder sacar una foto como Dios manda había que hacerla desde una altura bastante cercana al suelo. Y el portero del edificio, un negro enorme, se puso a dar berridos en cuanto me vio sentándome en el suelo ("hey, you! stand up right now!") mientras iba hacia mí. Que igual hay en NY alguna ley que prohíbe sentarse en la calle (cosa que tampoco me extrañaría demasiado, teniendo en cuenta que vimos a unos polis alrededor que unos adolescentes que parece que lo único que hacían era leer tebeos en el suelo), pero por si acaso...
Tócame los cojones tú también, majo

Próximamente, más. Y más positivo.

martes, agosto 05, 2008

Lo dejo (y IV)

Síntomas del mono del tabaco:
  • Intranquilidad, ansiedad. Lo tengo.
  • Irritabilidad, nerviosismo. Bingo.
  • Frustración, Rabia. Ni te cuento.
  • Tristeza, melancolía. La mala hostia no me deja sitio para eso.
  • Dificultad de concentración. Algo más de lo normal, sí.
  • Cansancio, inapetencia por las labores habituales. No, la verdad es que no.
  • Insomnio. Llevo dos días despertándome cada media hora.
  • Estreñimiento. Pues no, pero lo que me faltaba.
  • Dolor de cabeza. Hasta hoy no lo tenía.
  • Intenso deseo de fumar. Desde el puto primer minuto.
  • Aumento del apetito. Podría ser, aunque siempre he sido un poco tragaldabas.
Resumiendo... ¡Deja de fumar! ¡Es bueno para tí! ¡Te sentirás más jodido de lo que hayas estado en tu vida!

lunes, agosto 04, 2008

Lo dejo (y III)

El mundo era un lugar mucho más alegre con tabaco. O la gente no me tocaba tanto los cojones o me sudaba la polla. Sea como sea, era mucho más feliz.

Tengo que intentar averiguar por qué coño estoy haciendo esto. Si yo siempre había dicho que me daba igual palmar a los cincuenta a costa de haber vivido una vida satisfactoria.

Vale, igual con esto me estoy dando cinco años más de vida. Pero si va a ser a costa de mi felicidad no merece la pena. Mejor ser un cadáver bonito que un viejo amargado.

Sea como sea, o se me apaga la mecha o la voy a liar con el primero que pase por delante.

viernes, agosto 01, 2008

Interludio: Lo siento por vosotros

Estimados no fumadores,

Llevo horas entre vosotros y ya os compadezco. ¿Cómo podéis soportar vivir en un mundo así?

¡Todo apesta!

La intensidad de los olores es insoportable. La higiene en las personas es deficiente. El humo de los coches, omnipresente. Los olores de las floristerías, empalagosos.

Me habían dicho que cuando dejara de fumar recuperaría el sentido del olfato. "Ya será menos", pensaba para mis adentros. No creía posible que los olores pudieran tener más intensidad. Ponía por ejemplo una vez, en un vagón de metro en Madrid atestado, que le dije a la jefa "mira, aquella chica lleva el mismo perfume que tú". Aquella chica estaba a 5-7 metros de nosotros y entre medias había 10 o 12 personas. "Menos lobos", me contestó. Pero se acercó a comprobarlo y era cierto.

No es posible tener más olfato que eso, ¿verdad?

Si alguien me hubiera avisado de que sí es posible, de que un olor puede llegar a marear, a ser insoportable, no lo habría ni siquiera intentado. Y si hace nueve años identifiqué el perfume de aquella chica a 5 metros, hoy he notado como un chico se encendía un cigarro a 30 metros.

Todavía no descarto reengancharme voluntariamente (a la vuelta de NY, por supuesto). Como método de protección, básicamente. O eso, o me quemo los receptores olfativos. Ya iremos viendo.

Lo dejo (y II)

Falsa alarma lo del otro día. A las 09:30 ya estaba subiéndome por las paredes. A las 10:00 había cogido el coche para ir al bar del polígono y comprar tabaco.

Pero anoche me fumé otro último cigarro. Ya llevo 13 horas y media sin caer. Y no va mal del todo... pero estoy un poco mareado.

Según la jefa, mis pulmones están procesando más oxígeno de lo normal y tengo un medio pedo por ello.

Todo puede ser. Espero no cambiar el vicio del tabaco por borracheras químicas, pero bueno... ya iremos viendo. A ver si sobrevivo al fin de semana.

Sin recaer al menos.

lunes, julio 28, 2008

Lo dejo

Empecé hace una semana a tomar unas pastillas para dejar de fumar.

Te tomas una al día mientras sigues fumando durante una semana. Supuestamente, cuando empieza la segunda semana y dejas de fumar (duplicando la dosis de pastilla, por cierto) no tienes mono.

Quizás no tengo mono. Quizás el mareo que se me ha puesto no es mono, ni la sensación de ahogo que tengo desde poco después de levantarme. Quizás es todo psicológico, como dice la jefa.

O quizás lo que ocurre es que soy una evolución de la especie humana adaptada a la vida en las grandes ciudades. Si a la gente le gusta triscar por el campo, le desquicia Madrid y necesitan oxígeno para respirar, y a mi lo que me desquicia es la naturaleza y adoro Madrid, igual es que yo necesito humo y contaminación para sobrevivir, y dejar de fumar está siendo nocivo para mi organismo.

Sea como sea, mataría por un pito ahora mismo.

Y me pregunto quién coños me mandaría meterme en este embolado...

martes, julio 22, 2008

Tetas raras

Tengo una cuenta de gmail en la que el 90% de lo que recibo son alertas de Facebook y correos de una lista de correo de cómics. A menudo, la publicidad de gmail suele estar relacionada con tebeos, pelis o cosas por el estilo. Pero hoy me ha sacado un enlace a una página de mujeres que pretende subir la autoestima de las lectoras sacando fotos de famosas con estrías en las bufas. Y es labor mía compartir esta información con el mundo.

Kate Beckinsale

Salma Hayek

Halle Berry

Amy Winehouse (jodo, menudo callo)

Scarlett Johansson

lunes, julio 21, 2008

Vacaciones!!!

18 de agosto. Falta menos de un mes. Nos vamos...

¡A Nueva York!

Vale, no es Coruscant, pero es lo más parecido que podemos encontrar en la Tierra.

¿He dicho alguna vez que soy un ferviente defensor del paisaje urbano, que la naturaleza me da asco y que adoro el hormigón, el cristal y el acero como elementos decorativos?

miércoles, julio 16, 2008

viernes, julio 04, 2008

En carretera

Había dicho tiempo atrás que alguien debería enseñar a los asturianos a hacer carreteras. Me tocó hacer un viaje desde Madrid hasta Lugones y la parte asturiana fue un miedo constante. Vale que por esa época aún tenía vértigo, pero esas carreteras por la falda de la montaña que al otro lado del quitamiedos tenías un barranco del copón acojonaban. Me preguntaba si a nadie se le había pasado por la cabeza tirar abajo todas esas putas montañas y hacer carreteras en llano, como Dios manda. Bueno, si algún día Gallardón llega a presidente del Gobierno no lo descarto.

Pero ayer tuve que hacer otro viaje, a Ramales de la Victoria en Cantabria. Cuando pensaba que no podía ver carreteras más incómodas que las asturianas, me di cuenta de que, cuando crees que lo has visto todo, siempre puede ser peor. Mucho peor.

Aún así, espero no llegar a ver por aquí el caos circulatorio que vi a las afueras de Shanghai...

sábado, junio 14, 2008

Negociación

Imagínate que tienes dos hijos. Uno de ellos está enfurruñado porque el bocadillo que le das para el recreo se le queda corto y se queda con hambre. Imagínate que para solucionar la situación, te acercas al otro y le dices que además de su bocadillo le vas a dar un bollo de postre.

Ahora piensa en cómo se han cerrado las negociaciones de la huelga de transportes.

viernes, junio 13, 2008

Strike!

Creo firmemente en el derecho a la huelga. Si te tocan las narices es totalmente necesario, además de lícito, tener una medida de presión para poder reivindicar tus derechos.

También creo que las huelgas no siempre se usan de forma apropiada. ¿Que llegan elecciones y la derecha tiene todas las de ganar (frente a la derecha que dice ser de izquierdas)? Pues una huelga general y a que el populacho inculto piense que hay que cambiar de gobierno. Que seguro que algún pringado hay por ahí que se cree esas memeces y todo. Es por esto que no creo en lo movimientos sindicales en España. Son el brazo armado de ciertos partidos políticos y no tienen independencia ninguna.

Pero lo que me toca los cojones de sobremanera son los piquetes. Escoria subhumana que pretende que su derecho sea nuestra obligación. Muy bien, nenes, muy bien. Seguro que vosotros sois los que encima berreáis "fascista" a todo el que no baila el paso del ganso a vuestro ritmo. Vosotros, los que rajáis ruedas a los que no se acojonan ante vuestra hedionda presencia, los que apedreáis al que intenta hacer su vida de forma distinta a la vuestra, los que intentáis quemar viva a la gente.

¿Sabéis una cosa? Cuando se llevan por delante un piquete, no lo lamento. No me da pena. De hecho, a veces me gustaría tener menos principios morales, ser más violento y tener la cabeza más vacía para hacerlo yo mismo.

Contra vuestro derecho a vuestra forma de hacer huelga, deberíamos tener derecho a responder de forma proporcionada. El inglés tiene una curiosa coincidencia: la palabra strike significa tanto "huelga" como "golpe". Qué apropiado.