viernes, noviembre 21, 2008

La arrobita de los cojones/cojonas

Recientemente me ha vuelto a encontrar con mi némesis gramatical. Cada vez que veo "estimad@s compañer@s" se me pone la vena (de la sien) gorda.

Lo pongo más o menos al nivel de todos esos taradillos ke eskriben todo kon k y kon b para llebar la kontraria al sistema. Lo cojonudo del tema es que probablemente no sepan que esa cosa tan radikal y que tanto mola tiene un más que probable origen en la ortografía del euskera, idioma en el que el fonema "k" se escribe con la grafía "k" y el fonema "b" se escribe con la grafía "b". Sí, tienen las letras v y c, pero para palabras extranjeras. Sea como sea, el radicalismo del que hablamos se expresa respetando las reglas ortográficas... ¡de otro idioma!. Misa no entiende, que diría Jar Jar Binks, personaje que me cae más o menos igual de bien que los chavales del calimocho y el pañuelo palestino.

Pero volvamos a la arrobita, que es de lo que hablábamos.

El lenguaje castellano tiene un género masculino y un género femenino (recordemos que género es un término exclusivamente gramatical, que lo que distingue a un hombre de una mujer se llama sexo). Cuando se utiliza un término que designa a hombres y mujeres a la vez se llama genérico, y gramaticalmente (oh, sorpresa) no tiene género. En algunos -muchos- casos, coincide en su forma con el género masculino. Pero parece ser que hay varios pintamonas sueltos con demasiado tiempo libre que consideran que el hecho de que el genérico coincida con el masculino es machista. Tócate los cojones. Machista, la gramática.

Y mientras, uno que es varón heterosexual de clase media, no tiene derecho a protestar por tal acumulación de despropósitos sin que le llamen machista, opresor, maltratador o incluso -oh, cielos- fascista. Que a mí me suda la polla si a los peludos que voy a ver brincar encima de un escenario los llaman artistas en lugar de artistos. Y que no digo que el lenguaje sea feminista porque el término gilipollas no sea gilicoños. Pero vamos, que si fuera al revés, si el genérico coincidiera con el femenino, también protestarían. Seguro. Y soltarían alguna memez del tipo que los hombres tienen un género para ellos solitos y las mujeres tienen que compartir el suyo.

En fin. Que entre esto, y la memez de la cancioncita aquella de arrobarrobarropuntocom de hace unos años, le he cogido tirria al palabro. Y que intento resistirme incluso a pronunciarlo, diciendo, a la inglesa, que mi correo es metamorfosista en gmail punto com, pero dado que la mayoría de la gente me mira como las vacas al tren, me temo que mi intento de normalizar este uso está condenado al mismo éxito que lo de porch monkey en Clerks II.

4 comentarios:

Revann dijo...

Interesante. Claro que todo lo que tiene que ver con el idioma patrio me interesa (si no, no estudiaría filología hispánica, claro). Si algo he aprendido, es que el lenguaje evoluciona con las sociedades inevitablemente; y al mismo tiempo refleja la situación social imperante. Es así, y así seguirá. Nuestro idioma desarrolló en su momento un morféma genérico para los grupos, equivalente al masculino, lo cual estaba muy bien... en su momento. Hoy la sociedad parece que tiene otras inquietudes. En concreto la de dejar claro que hay dos sexos y los dos cuentan (antes no importaba, por cuestiones discutibles, y espero que en el futuro tampoco importe, porque ya no haga falta). Es una necesidad social, ergo la plasmamos en el idioma. Nosotros, como observadores sagaces, tenemos que darnos cuenta de ello. Y mira, ya que estamos, lo que no soporto son los adolescentes que escriben "etto..." en sus blogs de internet. Y que se disculpan por los foros de sus incorrecciones ortográficas con un "gomen..." Sin comentarios.

Enrique dijo...

Si tanto te interesa el idioma patrio, échale un vistazo a este texto de un miembro de la RAE, al que se supone una cierta autoridad en ese tema...

http://www.capitanalatriste.com/escritor.html?s=patentescorso/pc_24feb08

Enrique dijo...

Parece que no se ve bien.

Bueno, pues en una línea:

http://www.capitanalatriste.com/
escritor.html?s=patentescorso/pc_24feb08

Fabricio dijo...

mmmm La arroba en inglés se pronuncia "at" al menos para hacer referencia a los correos electrónicos :)para que se usaba antes o como lo pronunciaban... Ni guarra, pero para los mails es "at"