jueves, diciembre 11, 2008

Adictos al té III: Pu Erh con piña colada

Nueva entrega de los brebajes que me meto por la mañana. Hoy, especial golosos.


Esta mezcla tiene habitualmente té rojo, piña y coco. En Tea Time, donde suelo comprarla, además lleva escaramujo e hibisco.

¿El sabor? Dulce. Con mayúsculas. DULCE. Lleva piña y coco, ¿qué te esperas? Si eres una persona que viviría de gominolas si pudiera, es ideal para ti. Si eres de los que no echan azúcar al café... ¡no te acerques!

Respecto a qué es el Pu Erh... El también llamado té rojo proviene de la zona de Yunnan, provincia china limítrofe con Vietnam y el Tíbet. Es un té verde (supuestamente) fermentado, y el proceso de fermentación es, como en el vino, en barrica de roble.

Los chinos consideran este té casi como medicinal. Dicen que es un excelente quemador de grasa, tanto reduciendo el nivel de colesterol como eliminando el sobrepeso. Esto lo pongo en duda. He estado tomando mucho té rojo recientemente y he subido 10 kilos en los últimos 4 meses. Supongo que el poder antisobrepeso del Pu Erh no es tan fuerte como el poder engordante de dejar de fumar (ey, ¡cuatro meses y medio ya!). Por lo visto, también ayuda a asimilar el alcohol y depura el organismo. La hostia en verso, vamos. Para los que se lo crean.

Propiedades del resto de componentes:

Piña: Objetivamente rica en vitamina C. Supuestamente, ayuda al metabolismo, es antiácido y combate la obesidad.

Coco: Rico en ácidos grasos saturados, en vitamina B y en sales minerales. Al igual que la piña, antiséptico y diurético.

Bueno. Dos componentes desengrasantes y uno con grasas. Lo que digo siempre, si el sabor te gusta, adelante...

2 comentarios:

jarosinhood de los bosques dijo...

¿10 kg? s a correr, cabronazo...

Anónimo dijo...

Me pregunto qué habrá sido de esa adicción a la teina... Desde 2008 los nuevos brebajes se hacen de rogar ¡con lo apasionante que es el mundo del té!