lunes, marzo 17, 2008

Cumpleaños bizarro

Ayer cayeron 35. Y con el cumpleaños, vinieron regalitos varios. Una PS2 con Guitar Hero (o cómo hacer que a los jevis nos gusten los videojuegos), un peluche de Chewbacca (para recordar tiempos en el trabajo anterior), juegos de matar varios para la PS2 ("no todo va a ser la guitarrita, un poco de violencia no viene mal... y ya era hora de que entraras en el siglo XX"), ropa, la edición en 5 discos de Blade Runner (pero mira que podemos llegar a ser frikis)... y un regalo del Chino.

Por lo que he podido ver en varios sitios, cuando en un restaurante chino oyen cantar el "cumpleaños feliz", se te presentan con un regalito. La cosa suele ser un calendario de bambú que acaba perdido en un cajón, un anillo de piedra que se suele perder antes de que pase una hora de la salida del restaurante (a veces, incluso antes de salir) o un mechero que hace ruido (supuestamente es música) cuando levantas la tapa.

Así que cuando el camarero se presenta en nuestra mesa con una caja diciendo "¿quien cumple años?" me esperaba algo así.

Bajo ningún concepto esperaba esto.

Y sí, es Juan Pablo II en relieve.

2 comentarios:

El Tete dijo...

¿A partir de qué edad es cuando los cumpleaños no se celebran, sino que se lamentan?

En cualquier caso, ¡¡¡felicidades, jefe!!!

Myca Vykos dijo...

Pues no sé. Lo que te puedo decir es que yo, a los 35 recién cumplidos, no he lamentado aún ningún cumpleaños...

Que cuanto más tiempo pasa, mejor estoy. Sigo teniendo energía para hacer lo que me apetece (pero ya no me apetece salir de farra hasta las mil jueves, viernes, sábado y domingo), tengo pasta para hacer lo que me apetece y ya no vivo con mis papis... ¡cuantos más años tienes, mejor es la vida!