sábado, junio 14, 2008

Negociación

Imagínate que tienes dos hijos. Uno de ellos está enfurruñado porque el bocadillo que le das para el recreo se le queda corto y se queda con hambre. Imagínate que para solucionar la situación, te acercas al otro y le dices que además de su bocadillo le vas a dar un bollo de postre.

Ahora piensa en cómo se han cerrado las negociaciones de la huelga de transportes.

2 comentarios:

Librepensador dijo...

Hola. Parece que el Gobierno ha actuado en sólo 48 horas al chantaje de los transportistas. Creo que el asunto ha sido llevado magistralmente y no sé de qué va ese ejemplo tan mal preparado que nos cuentas. Por favor, explícate mejor. Saludos.

Myca Vykos dijo...

¿"Magistralmente"?

Me explico.

Las asociaciones de transportistas pequeños y medianos convocan una huelga para protestar porque las empresas grandes están trabajando bajo coste.

El gobierno propone un paquete de medidas que firma con intermediarios (que no tienen camiones) y con las empresas grandes, dejando fuera precisamente a las que han convocado la huelga, las afectadas por la situación creada por las empresas con las que ha negociado el gobierno.

Es como si una empresa extranjera se largara del país dejando en la calle a miles de trabajadores y el gobierno preparara medidas para facilitar la salida a esa empresa en lugar de preocuparse por los parados, o si tras un atentado terrorista se sentaran a negociar con los asesinos en lugar de dar apoyo a las víctimas. Es el mundo al revés.

Por cierto... Es curioso como se considera "magistral" que el gobierno encarcele a 50 piquetes y no ceda al "chantaje", pero cuando el gobierno era del PP, sacar a los antidisturbios de forma preventiva era una señal de "fascismo" y "represión".

Me encantan los dobles raseros de este país.