domingo, noviembre 25, 2007

[·REC]

Sesión de cine el sábado. Tocó una española.


No soy muy amigo del cine español. En general, me suele parecer pretencioso, vacío y de estómago agradecido. Cuando no directamente vulgar y chabacano. No aguanto a los gafapastas al estilo José Luis Guerin, ni los traumas llenos de putas y travelos de Almodóvar (lo que no quita para que Todo Sobre Mi Madre me pareciera una película más que correcta), ni a los impresentables políticamente militantes de los Bardem (una vez más, ¡no a la guarra!) y no soporto al imbécil en eterna pose de tío molón de Santiago Segura.

Pero es que me gusta el cine de terror. Y, paradójicamente, el cine de terror que más me gusta es el español.

Sí, de vez en cuando, el cine de terror americano nos da algún producto de calidad, como pueden ser Saw o El día de los muertos (eh, a mí me gustó). Pero en general, lo que nos viene del otro lado del charco suele estar enmarcado dentro del género slasher. Un tipo/monstruo/loquesea se va anotando marcas en el cinturón a costa de un puñado de adolescentes retrasados. Y para mí el slasher se agotó con Scream.

El cine de terror español no cae en el recurso del psicópata asesino que va tras los pellejos de un grupito de adolescentes. Suele hurgar en lugares más ocultos de nuestra psique, en miedos más profundos. Ahí tenemos Tesis, Los Otros, Los Sin Nombre, Darkness o, por qué no, El Segundo Nombre o El Espinazo del Diablo. Y no, no he visto El Orfanato. Aún.

Así que cuando te encuentras con que, por primera vez en mucho tiempo, vas a ir al cine y que el día antes han estrenado una película de Jaume Balagueró... la elección es obvia.

Balagueró es el responsable de dos cortos bastante enfermizos y un tanto fetish, llamados Alicia y Días sin luz. Su salto a los largos vino con una magnífica adaptación de una historia de Ramsey Campbell llamada Los Sin Nombre (obligatoria para todos aquellos a los que les guste el cine de terror). Más tarde vino Darkness, magnífica película con un final lamentablemente fallido. Tras ella, Frágiles, con Ally McBeal (pendiente de ver desde hace tiempo) y ahora este [·REC].

Paco Plaza, codirector de la cinta, también es un habitual del género. Hizo Romasanta con la chica esa de los helados de Nestlé (también en la lista de tareas pendientes) y la competente El Segundo Nombre (si su amigo Jaume había adaptado a Campbell, él no iba a ser menos).

Juntos, [·REC] es su segundo trabajo. El primero es OT: La Película. Evidentemente, les gusta el terror. ¿Cómo, que OT no es de terror? ¿Y cómo llamarías a una cinta protagonizada por Rosa, Bisbal, Bustamante y demás fauna? ¿No es, acaso, la secuela no oficial de Freaks de Browning?

Y ahora, [·REC].

Esta película tiene dos problemas. El primero es su alarmante falta de originalidad. Es una mezcla de dos películas de los últimos diez años: El Proyecto de la Bruja de Blair y SPOILER ( 28 días después ) END SPOILER (selecciona si lo quieres leer). Incluso recueda vagamente al corto aquél de La Cabina. El segundo problema es que tarda muuuucho en despegar. De hecho, la primera media hora se hace hasta pesada. Pero una vez entra en harina... oh, tío.

Sabes a lo que vas. Sabes que es una peli de miedo, y en el momento en el que localizas el género eres plenamente consciente de qué tipo de sustos vas a tener y en qué momento van a aparecer. Pero aún así, das el brinco en la butaca. Y por muchas pelis de miedo que he visto, y estar razonablemente inmunizado frente al género, estuve los 80 minutos que dura la película en un estado de tensión bastante incómodo, a la par que satisfactorio (sólo los que disfrutéis de este tipo de cine comprenderéis este placer masoquista).

Resumiendo, que Balagueró y Plaza saben lo que hacen. Y [·REC] es una película que hay que ver. De hecho, el día después del estreno vi que ya hay contratado un remake yanki para el año que viene.

Bonus tracks:

Alicia:



Días sin luz:

2 comentarios:

El Tete dijo...

> Hizo Romasanta con la chica esa de los helados de Nestlé (también en la lista de tareas pendientes)

¿La peli, la chica o los helados?

Myca Vykos dijo...

Jajaja... A ver, estoy pasando un otoño invernal muy cruel en Burgos. Helados descartados. La chica... me casé hace menos de un mes. Descartada también. Así que sólo me queda la peli...