jueves, mayo 05, 2005

Determinismo científico

Anoche, a eso de las 22:15, sentado en un parque y hablando con Jarosín, volvió a salir el tema de mi concepto determinista del universo. Y prometí que intentaría poner de forma más o menos ordenada por escrito y para profanos mis ideas al respecto. Objetivo: demostrar, que hagas lo que hagas, todo está predefinido. Somos personajes en un libro ya escrito y con un final definido, aunque nunca haya sido leido. Como el libro del viejo de la montaña en la Historia Interminable.
Quizás haya que plantear una condición inicial: No existe el alma. El ser humano no es más que una máquina electroquímica que responde a impulsos externos. Así que, todos aquellos que creáis en algún tipo de religión medianamente lógica (eso va por vosotros, cristianos, musulmanes, judíos y demás) o claramente fantasiosa e incoherente (sí, taoístas, shintoístas y sectarios diversos, no os libráis), puede dejar de leer a partir de aquí, porque no vais a aceptar nada de lo que pongo.
Aceptemos como válida la teoría de la física del caos. Vamos a explicar a grandes rasgos en qué consiste.
Supongamos un sistema cerrado. Por ejemplo, una mesa de billar con una bola. Todo en reposo. Y llega un gracioso y mete un estímulo externo en forma de golpe a la bola con el taco. Sabiendo la fuerza con la que se ha golpeado la bola (la que ha aplicado el gracioso), la dirección (la que marca el taco), el rozamiento con el tapete y el punto de impacto en la bola, podríamos llegar a determinar con una aproximación más que correcta con ecuaciones sencillas la trayectoria de la bola y el punto donde se va a parar. Si además conocemos todas las imperfecciones de bola, tapete y taco y las condiciones ambientales, podemos conocer la trayectoria exacta. Eso sí, las ecuaciones se vuelven mucho más complejas.
Si tenemos un sistema con más elementos (como por ejemplo, la misma mesa de billar, pero con todas las bolas al inicio de la partida), las ecuaciones se vuelven más complejas aún. Pero sabiendo la fuerza, la dirección y el punto de impacto del taco en la bola blanca, antes del golpe se podría determinar en qué posición van a quedar todas las bolas cuando se paren.
Resultando, para saber qué va a ocurrir con un sistema sólo hay que conocer dos cosas. Ecuaciones de interacción entre los elementos y condiciones de contorno.
Vámonos ahora a un sistema determinado. El universo en un tiempo razonablemente posterior al big bang. No vale el momento del big bang porque la densidad del superátomo es tal que deforma el tiempo y el espacio de tal forma que no es válida ninguna ley física tal y como la conocemos ahora. Supongamos que conocemos la posición y velocidad de todas y cada una de las partículas del universo. Existen ecuaciones que determinan la interacción de cada una de esas partículas con las demás.
Pues ya lo tenemos todo. Un sistema de ecuaciones monstruoso con sus condiciones de contorno. Nos va a determinar la evolución en el tiempo de todas y cada una de las partículas del universo. O sea, qué es lo que va a pasar en cada instante del tiempo con cada subsistema. Así que no te preocupes por si esa tipa que te pone va a aceptar tus requerimientos lujuriosos o si te van a dar ese ascenso que crees que te mereces. Todo está predeterminado. Ah, se me olvidaba. Este consejo no tiene sentido. Tu preocupación también está predeterminada. Así que, sintiéndolo mucho, sólo me queda decirte una cosa: jódete.
Afortunadamente, este inmenso sistema de ecuaciones es incognoscible, pero eso es otro cantar...

9 comentarios:

Uriondo dijo...

Ups, el problema es que hay cristianos que no renuncian a dicho determinismo, y que consideran que el papel de Dios fue, a través del Big Bang, el de colocar las cosas en su sitio y dejar las ecuaciones bien puestas y dispuestas (incluso la ecuación Muerte y Resurrección de mi Hijo, el Hippy).
;-p

Myca Vykos dijo...

Lo cual es el punto de vista del agnosticismo científico, que viene a decir que, si es que Dios existe, lo único que puede que haya hecho es la creación, y después del big bang se desentiende.

Tengo que leerme otra vez "Historia del tiempo", de Stephen Hawking...

Uriondo dijo...

El problema es que, si todo está determinado y las incognoscibles ecuaciones están tan absolutamente sujetas a su destino, no es que Dios se desentienda, es que ha dejado todo el trabajo hecho y se ha cogido de fiesta el puente de la existencia del Universo...

Nathanian dijo...

Hola, amorfito
He leído sólo las primeras líneas de tú teoría. Comenzar con la sencilla hipótesis de 'El hombre no tiene alma' es como el ingeniero del chiste que supone la vaca como una esfera de radio conocido. La gravedad sigue haciendo que las cosas caigan por su propio peso. Saludos

Nathanian dijo...

Hola, amorfito caótico(II)
Veo que también, por tu cuenta y riesgo, aceptas la 'Teoría del caos como válida'. Oye, eso son dos suposiciones y no una. Lo que olía mal con la primera ahora empieza a atufar. En fin, sigo leyendo. Saludos.

Nathanian dijo...

Hola, morfosintáctico
Ya me he leído tu (sin)razonamiento determinista. Me parece que te has quedado tan agusto como el que dio la descripción del cuerpo negro. Junta dos ideas más y hazle la competencia a Michael Crichton. Ahora descansa un poco. Venga.

Nathanian dijo...

Quisiera desde aquí saludar a nuestro buen amigo Uriondo, el cual es muy simpático con su comentario de la ecuación hippie (repasa tu inglés, que mucho determinismo y mucho big bang, pero de lo otro justito justito). Tal como os 'veo hablar' parece que Dios mismo hubiera bajado del cielo para contaros cuál es la auténtica verdad de cómo paso todo. Sois muy afortunados.

Myca Vykos dijo...

Citando a Black Annis,

"No hay Dios. Yo lo maté."

blogger1272 dijo...

I definitely like your site, bookmarked!

I've got a penis enlargement reviews related site. It covers penis enlargement reviews related articles.

Drop by when you can.